A finales del S. XVI, en unas cuevas excavadas junto al Valle de Valparaíso, en Granada, fueron encontradas unas láminas sepulcrales, restos óseos y objetos como los Libros Plúmbeos o planchas circulares escritas en árabe